8/18/2013

15º capítulo, fanfic Mr. destiny

Este capítulo es muuuy dramático. GD y TOP ¿Alguien se los imagina viviendo un drama? No lo creo xD de todas formas tenía que pasar... Sin embargo es bastante rosa también. ¡Adoro el yaoi tanto que me encantaría que hubiesen dramas centrados en esto! No creo que esté prohibido sacar dramas así, sin embargo creo que es un delito que nos lo insinúen y sin embargo no ocurra nada. ¿Han visto School 2013? ¿verdad que la relación entre los protas incita al yaoi? Pfff, también me pasó con Jo Won Y Yoon Shi Yoon en King of baking xD No he escrito antes sobre parejas yaoi, GD y TOP es la primera. Espero hacerlo bien. *-* Bueno aquí lo dejo:




Estaba preocupado, lo notaba. Pero ¿qué íbamos a hacer? ¿Romper? ¿Por el bien del grupo? Ni hablar… Yo definitivamente no me separaría de GD solo por unas cuantas fotos. Si ese era el caso, tener nuestra relación en secreto, ¿Cómo íbamos a hacer para seguir saliendo? Siempre había gente a nuestro alrededor ¿Acaso teníamos tiempo libre para los dos? No… nunca. Y eso es lo que más me aterra. No tener tiempo para los dos y que esto no funcione. Ver a GD preocupado me torturaba a mí también. No sabíamos que hacer, esto se nos iba de las manos.
-          ¿Estás bien? – dijo GD.
-          Lo estoy – dije mirando su rostro cuidadosamente.
-          ¿Por qué me miras así? – preguntó arrugando levemente el entrecejo.
-          No quiero que te preocupes. – dije suspirando. Él sonrió triste. Como odiaba eso…
-          Hyung – dijo lentamente ¡no! Ya comenzaba con eso de nuevo… - ¿por qué no hacemos lo que el manager nos dijo?
-          Ni hablar, no empieces con eso de nuevo…
-          TOP – decía rogando de nuevo – es lo mejor. Sabes que si un paparazzi te toma fotos con alguna mujer en un restaurante o cualquier otro sitio esto se acabaría…
-          No. –dije, no tenía intención de que se rumoreara que salía con otra chica solo para calmar a los medios… aunque debía reconocer que las fans se ilusionaban con esto de que GD y yo salíamos juntos…
-          Hyung – decía – piénsalo bien. Unas cuantas fotos y todo volverá a la normalidad.
-          No – dije serio. Tomé sus manos. – Ya lo he dicho. – suspiré otra vez. Acaricié sus mejillas preocupadas. Sonreí para subirle el ánimo.
Últimamente nos veíamos poco… y eso me preocupaba. ¿Qué diablos me importaba a mí lo que decían? No me separaría de GD solo por el qué dirían. Llegué a casa solo y encendí la tv. Otra  vez… más reuniones en programas estúpidos hablando sobre esas malditas fotos. Solo nos estábamos abrazando ¿tan malo era eso? Además estaba un poco ebrio… Pff, solté el aire y encendí el reproductor de música. Oír a GD en baby good night o That XX me tranquilizaba. Me serví una copa de vino y me relajé en mi sofá. Como desearía que GD estuviese conmigo… Veríamos una peli o cenaríamos juntos. Pero era imposible, si alguien veía entrando a GD en mi piso se armaría una buena… Suerte que el día siguiente podría verle, Mi Ho nos había ordenado que comenzásemos a grabar desde muy temprano hasta la tarde. Sonreí. Me fui a dormir temprano para poder despertar cuanto antes. En cuanto abrí los ojos pensé automáticamente en GD. Me vestí como quería Mi Ho, camiseta holgada, una imagen fresca y a la vez atractiva. Juvenil. Corrí hasta mi coche y llegué a la uni a tiempo. Me dirigí al lago de siempre  y allí había bastante gente yendo de un lado para otro.
-          ¡Hey! – me saludó Mi Ho con papeles en la mano y un lápiz en la boca. Dirigía con la mano al equipo de grabación, iluminación e incluso al mismo director. Al lado de esta GD leía de un guión concentrado. Como arrugaba el entrecejo pensando, se veía tan genial.
-          Buenos días – saludé a todos sonriendo y fui al lado de G-Dragon. – removí su cabello con la mano. Levantó la vista y sonrió.
-          Hola – dijo y me enseñó lo que haríamos: Philip, él y yo estaríamos sentados junto a Eun Chan, Mi Ho y la pequeña Shin Hye en el césped sonriendo, jugando y conversando. Nuestros cabellos, desde luego, serían los protagonistas.
Mi Ho llevaba un top y una falda hasta la rodilla, gafas y el cabello liso, largo y negro. Eun Chan llevaba una camiseta holgada y tejanos pegados, su cabello marrón y corto. Shin Hye llevaba un vestido celeste y el cabello rizado. GD como siempre vestía a la moda y con el cabello corto, llevaba gafas, tan adorable… Philip llevaba el cabello sin cortar, rubio natural. Y yo iba holgado de ropa, con el cabello mojado. Comenzaríamos a grabar en breve. Faltaban unos arreglos más. Mientras GD y yo el guión hecho por Mi Ho, esta y Hyun Joong jugaban, se peleaban y reían como niños. Shin Hye reía junto a Philip y Eun Chan conversaba con un hombre que conocía bien, era Gong Yoo, heredero de una empresa para la cual ya habíamos trabajado. Al parecer era cercano a Eun Chan… demasiado cercano después de ver como la besaba. Jaja, ¿quién lo diría? Mi Ho se puso seria y comenzó a dar órdenes a todo el mundo. Comenzamos a grabar la escena. Fue tan divertido conversar y jugar que las escenas salían naturalmente. Estaba cómodo allí, grabar no fue nada difícil. Un par de horas después los editores terminaron con el comercial y nos lo enseñaron. Mi Ho, Eun Chan y Hyun Joong ganaban seguro, el spot era realmente genial.
-          Una pasada – dijo Hyun Joong, besó en la cabeza a Mi Ho – eres un genio.
-          ¿Me dices algo que no sepa? – respondió esta arrogante.
-          ¡Aléjate de él! – dijo Eun Chan – se te está pegando su narcicismo…
-          ¡Yah! – dijo Hyun Joong. GD reía. De repente a lo lejos venían Daesung, Taeyang y SeungRi, los demás de nuestra banda. También venía el manager junto a una mujer.
-          Hyung – decía SeungRi – hemos venido a ver qué tal quedó el spot. – sonrió – seguramente será el ganador y os veremos por la tele.
Se quedaron un rato y todos nos fuimos a un restaurante dentro de la enorme universidad porque fuera estaríamos expuestos a que vengan paparazis y nos arruinen la comida. La mujer que había traído el manager jamás la había visto, parecía ser una modelo que le conocía. En fin, sin darle más importancia disfruté del momento junto a GD, pues no tendría más oportunidades como esta para ir a comer juntos. Cuando acabamos decidimos ir al karaoke, hace mucho tiempo que no íbamos. Incluso nos pusimos a cantar canciones propias nuestras, desde luego en un karaoke bastante reservado o causaríamos revuelo con las fans. Bebimos un poco y algunos terminamos algo ebrios. Mi Ho se fue a casa junto a Hyun Joong y Shin Hye. Philip los siguió. Media hora después Gong Yoo se llevaba a casa a Eun Chan. Solo quedábamos los del grupo pues nuestro manager era algo alcohólico y quería seguir bebiendo. SeungRi, el maknae del nuestro grupo, quiso irse así que Daesung lo acompañó hasta la furgoneta con cristales tintados que estaba fuera y se marcharon. Nuestro manager cantaba borracho y GD y yo reíamos junto a Taeyang. La mujer que el manager trajo se quedaba a nuestro lado y reía con nosotros. Se llamaba Iris, o así era su nombre artístico. Iba a debutar muy pronto como cantante, en una compañía amiga de YG family, al parecer nuestro manager le había dicho que si aprendía de nosotros le iría mejor así que la trajo. Era bastante bonita y tenía buena voz. Iris estuvo pegada a GD y a mí todo el tiempo y no nos dejaba un minuto en paz. Yo realmente quería pasar tiempo a su lado ya que todos casi se habían marchado…
-          Hyung – dijo GD – voy un momento al servicio. – se excusó y salió. Taeyang se moría de calor (en parte por el alcohol) así que abrió la puerta y nos dejó algo expuestos a que las fans nos vieran.
-          Oppa – dijo Iris acercándose a mí – ¿Puedes darme un autógrafo? – sonrió.
-          ¿Un autógrafo? – reí – como quieras. ¿En dónde?  - respondí.
-          Aquí – señaló su hombro izquierdo ¿no lo quería en un papel?
-          Como… quieras – dije extrañado. Le firmé el hombro. Ella se giró y no paraba de sonreírme.
-          Oppa. – decía con voz de niña - ¿es cierto aquello de que estás saliendo con GD?
-          ¿Qué? – lo pensé ¿debía contárselo? No… no era seguro – Ehm… no.
-          ¿En serio? – sonrió encantada – entonces… ¿quiere decir oppa que estás soltero?
-          Se podría decir que sí – dije tratando de no levantar sospechas.
-          Oppa… ¿sabes que soy fan tuya desde que cumplí los quince años?
-          Oh ¿en serio? – dije sonriendo amablemente – gracias por ser mi fan.
-          No me lo agradezcas – dijo acercándose demasiado – ¿Crees que pueda debutar pronto? Ya me has oído y también quería preguntarte ¿Qué opinas de mí? ¿soy bonita? ¿Crees que pueda tener éxito?
-          Claro – respondí – tienes buena voz para esto… además tener una buena apariencia ayuda…
-          ¿Quiere decir que crees que soy bonita? – dijo sonriendo pícaramente.
-          Claro – respondí ya algo incómodo, trataba de alejarme un poco de ella.
-          Entonces oppa ¿yo te gusto? – dijo acercando su rostro al mío.
-          Eres muy atractiva pero… - ¿cómo le iba a decir que de repente mi orientación  sexual había cambiado de repente por un hombre? – no… eres mi tipo – sonreí.
-          ¿No? – dijo haciendo un puchero – mentira… oppa dijiste que soy bonita.
-          Y lo eres pero…
-          ¿No te gusto? – dijo posando sus manos en mis hombros. – oppa tu me gustas mucho, siempre me gustaste – dijo sonriendo y acercando su rostro al mío me besó sin que pudiese hacer algo. Traté de alejarla pero se aferraba a mí con fuerza. No iba a empujarla bruscamente… así que la empujé con delicadeza.
Lamentablemente cuando me alejé de ella GD miraba atónito la escena desde la puerta del baño. Me levanté de inmediato pero Iris me cogió de la mano y se abrazó a mí. Pude ver los ojos llorosos y el gesto de dolor de GD antes de que se marchara corriendo por la puerta principal. Esta vez sí que no me importó si Iris era una chica y la alejé bruscamente de mí. Salí corriendo en busca de GD pero ni rastro de él. Para colmo un grupo de fans alocadas se me abalanzó pidiendo autógrafos y tomando fotos. Sentía impotencia… por no poder hacer nada, por no poder decirle nada. ¿Cómo se sentiría? ¡Qué horror! Yo era inocente… yo no quería besar a esa mujer, ella se me lanzó encima ¿qué demonios debía hacer? Oh, GD. Debía hablar con él de inmediato. Como pude me escabullí de las fans y me subí al coche. Busqué a GD en todos los lugares que pensé que podría estar, le llamé más de cincuenta veces, dejando mensajes en su buzón. ¡Maldita sea! Golpeé el volante de mi coche ¿en dónde demonios estaba? Llamé a Mi Ho, Eun Chan, Shin Hye… nada. Esto no podía acabar así. GD ¿por qué no dejas que te explique?
Llegué a casa rendido ¿qué iba a hacer? Mañana seguiría buscando. Miré mi móvil una vez más para saber algo de GD y nada. Solo había un mensaje de Taeyang “Mira la tv, canal 7, como siempre…” Encedí la televisión de inmediato y otra vez aquel maldito programa de prensa rosa hablando sobre unas nuevas fotos. Era yo junto a Iris, aquella chica del karaoke que había traído nuestro manager. ¡Maldita sea! Había fotos de cuando ella y yo conversábamos demasiado cerca, otra cuando ella me besó y otra cuando se abrazó a mí. No podía ser… ¿Si GD veía estas fotos también? Qué idiota… no hacía falta, él lo había visto con sus propios ojos antes… ¡agh! Tiré el mando de la tv al suelo. Maldita prensa, malditos paparazis, maldito programa, malditas fotos, maldito todo. ¿Es que jamás nos dejarían en paz? Ahora en el canal hablaban sobre la nueva popularidad que había adquirido Iris, aquella cantante que ni siquiera había debutado y ya era la primera en aparecer en los buscadores. ¿Era eso acaso? ¿Buscaba popularidad y se hizo conocida a mi costa? Eso ya no importaba ahora… GD me había visto besando a otra…
Me bebí toda la botella de vino que tenía y me quedé dormido. Fui a buscar a GD a la universidad después de clases. Solo vi en la salida a Mi Ho y Eun Chan.
-          He visto las noticias – dijo Mi Ho.
-          Yo… te juro que – comenzaba a decir.
-          Lo sabemos – dijo Eun Chan – vi que esa cantante barata tenía algo entre manos… solo buscaba algo de fama. – respiré aliviado.
-          Entonces ¿GD ha venido hoy?
-          No – dijo Mi Ho – no lo he visto en todo el día.
Me quedé un rato hablando con ellas. Volví a casa resignado y llamando de nuevo a GD, pero tenía el móvil apagado. ¿Qué demonios iba a hacer? Mi manager me llamó contentísimo, diciendo que el rumor de que GD y yo salíamos desapareció por completo. Le grité. ¿Es que acaso aquel había sido su plan? ¿Había hecho todo esto para que no afecte al grupo? Maldita sea ¿A mí qué me importaba todo en estos momentos? GD de seguro que me odiaba… Probé al día siguiente y fui a buscarlo a la universidad. Nada. Había vuelto a faltar. Resignado volví a mi coche y vi apoyado en él a GD, corrí de inmediato y me coloqué frente a él. Le miraba preocupado. Tenía tantas cosas que decirle...
-          Hola – me miró y sonrió levemente.
-          ¿Estás… bien? – dije mirando con cuidado sus gestos.
-          ¿Estás preocupado? – preguntó con algo de cinismo. GD jamás había sido así…
-          Yo no fui. – tenía que excusarme – GD te juro que yo no la besé. Ella se lanzó sobre mí, ya sabes, quería fama y ser conocida antes de su debut…
-          No importa – me interrumpió. Tenía cara de póker. Ni un solo gesto, parecía una estatua, no mostraba sus sentimientos. Me miró a los ojos – ahora todo ha vuelto a la normalidad. Ya nada de sufrir más.
-          ¿Qué? – respondí atónito. Suspiró como si estuviese cansado.
-          Ahora el antiguo rumor de que salíamos juntos ha desaparecido. – se encogió de hombros – esto es lo mejor ¿no crees? Iris ha sido bastante oportuna entonces…
-          ¿De qué hablas? – dije temblando – de verdad que ella me besó, GD créeme.
-          Da igual. – me miró sin ninguna expresión – ahora está todo bien así.
-          Y… ¿qué pasará con nosotros? – dije alarmado.
-          Nada. – dijo otra vez despreocupado. Tragó saliva. – Aquí no ha pasado nada.
-          ¿Crees que esto no es nada? – le sacudí por los hombros.
-          Fue un error. – dijo – no debió de suceder nunca. Olvídate de esto y continuemos como si nada hubiese pasado. – sonrió pero sus ojos eran de hielo – me voy Hyung.
Quise detenerle pero ¿qué iba a decirle ya? ¡Maldita sea! ¿Por qué pasaban estas cosas? Cerré los ojos y di un grito de frustración. ¿Qué podía hacer? ¿Tal vez… debería decir la verdad? En realidad no me importaría nada con tal de que GD volviese a mi lado. Dejaría todo atrás, el grupo había sido lo más importante hasta ahora para mí… pero no podía elegir entre GD y Big Bang. ¿Por qué me pasaba esto? GD no podría haber cambiado sus sentimientos de la noche a la mañana… tal vez estaría frustrado por lo que vio. Yo sé que él había sufrido a causa mía en el pasado, sus sentimientos no podía negarme que habían sido verdaderos. Yo lo conocía bien. ¡Mierda! Quise correr tras él pero ya no estaba. Miré hacia todos lados y vi con sorpresa que sobre mi coche había una caja de plata ¿había estado eso allí antes? Pero me recordaba a algo… Si no me equivocaba eran galletas de la fortuna ¿Acaso me importaba eso ahora? Pero… tal vez era lo único que pudiese decirme qué hacer. Abrí la caja y saqué una galleta, en efecto eran galletitas de la suerte. Vi la tirita de papel “Por favor” dije mentalmente “dame alguna pista” leí lentamente la frase en la tira de papel: “No está en tu naturaleza ocultar nada. No puedes cerrar los labios cuando has abierto el corazón” ¿En serio? Lo ponía muy claro ¿verdad? Sinceridad. Dejaría todo sin mirar atrás. Iría corriendo detrás de él. Iba a intentarlo. Llamé al canal siete. Tenía una interesante propuesta que hacerles.
-          El departamento de “famosos en la mira” del canal siete ¿diga? – aquel despreciable programa…
-          Habla el rapero de Big Bang, TOP. – dije con voz seria.
-          ¿En serio? – dijo el que respondió. El hombre dijo a alguien cerca – comprueba el número.
-          ¿No confía en mí? – dije cínico - ¿no reconoce mi voz?
-          ¿Llama para hacer alguna queja? ¿quiere alguna entrevista?
-          Quiero negar todo sobre aquella chica… Iris.
-          Espere un momento, ahora le pondremos en directo con el programa. – aunque no era el horario habitual el programa comenzó con uno de los entrevistadores y pasó en directo mi llamada telefónica.
-          ¿Diga? – respondió el entrevistador mientras yo encendía la tele y veía el programa para el que hablaría. 
-          Habla TOP de Big Bang.
-          Sí – respondía con una maliciosa sonrisa el entrevistador – díganos.
-          Llamaba como ya dije para negar todo sobre el incidente con la artista pre-debutante Iris.
-          ¿A negarlo? – dijo irónico – TOP… como aquí vemos hay algunas fotos reveladoras – dijo mostrando en pantalla las malditas fotos que me tomaron.
-          Lo sé. No es mi estilo hacer esto… - comencé – pero si no lo digo no estaría siendo sincero conmigo mismo. – tragué saliva. – Esas fotos fueron tomadas anteayer por la noche. El grupo se había ido a un karaoke y nos quedamos hasta tarde bebiendo.
-          Entonces, TOP, ¿nos está diciendo que esto sucedió mientras estaba ebrio? – dijo irónico.
-          Sí y no – dije – no estaba demasiado ebrio. Era consciente de mis acciones. Pero yo no besé a aquella chica. Ella comenzó. Ha reconocido que le gusto – dije – de verdad repito que este no es mi estilo de arreglar las cosas, no quiero poner en ridículo ni evidencia a nadie, pero esto se me está yendo de las manos y he de contarlo.
-          ¿Entonces era una fan loca y enamorada de ti como muchas otras que tuvo la suerte de encontrarte ebrio y se lanzó a besarte? – dijo el presentador sonriendo.
-          No estaba ebrio. – dije – bebí muy poco. En cuanto al beso. Ella pensó que le correspondería pero no fue así. Después de aquel incidente yo me alejé.
-          Oh vaya – decía pensando el entrevistador – entonces nos quiere decir que ella solo buscaba un poco de popularidad antes de ser lanzada como debutante ¿verdad? – este hombre quería que alguien salga dañado sí o sí. Bff vaya asco de programa.
-          Eso no lo sé. – dije yo. – tendría que hablarlo con ella. No me meto en asuntos personales.
-          Pero este asunto sí le incumbe demasiado. Es personal para usted.
-          Pero no me importa – dije de inmediato – solo quería desmentir los rumores sobre que estábamos saliendo juntos.
-          Oh, una cosa antes de que se vaya ¿es cierto entonces el rumor que hubo antes con fotos reveladoras suyas y de su compañero de banda G-Dragon?
-          No daré más detalles sobre aquello tampoco. Buenas tardes – colgué. Noté que con esto no había desmentido el rumor entre GD y yo. Así que de seguro vendrían la cantidad de paparazis a agobiarme.
Salí de inmediato con las llaves de mi coche y partí a la casa de GD. Me abrió con un gesto serio y me invitó a pasar.
-          ¿Deseas algo? – me dijo con cara de póker.
-          ¿Es que ya no puedo venir aquí? – respondí divertido. - ¿dejamos de ser amigos?
-          Claro que no – respondió. Se incomodó un poco. - ¿Quieres algo de beber?
-          No. – dije.
-          ¿Comer? – dijo aburrido.
-          Una manzana. – me la trajo. La comí.
-          ¿Deseas algo más? – me dijo como queriendo echarme de su casa.
-          A ti. – tragó saliva y sonrió con desgana.
-          ¿Deberías marcharte ya no crees? – dijo con cara de pocos amigos.
-          No puedo. Allí afuera – dije bajando la voz – hay una gran cantidad de paparazis –  señalé la puerta. Se preocupó.
-          ¿Por qué? – dijo alarmado.
-          Pues porque estoy aquí. – me encogí de hombros.
-          Creí que todo se había arreglado con lo de Iris…
-          Lo desmentí – dije acercándome a él para que me viese bien. Puse un gesto serio – GD, no quieras mentirme. ¿Por qué haces esto?
-          ¿Hacer qué? – dijo serio también.
-          Fingir que no te ocurre nada. Fingir que has dejado de quererme. Fingir que estás de acuerdo con todo, que todo está bien. – dije levantando la voz.
-          No sé a qué te refieres. – dijo girando el rostro.
-          GD – dije – de verdad que no quiero que nos alejemos. Te quiero demasiado. El grupo ya no me importa si no te tengo conmigo. – tragó saliva y se alejaba de mí. – te juro que preferiría dejar de ser cantante a perderte a ti.
-          Qué estupidez – dijo cínico – renunciar a tu sueño por alguien…
-          Por ti. –dije. - Eres lo más importante para mí ahora.
-          Pero tú para mí no – respondió mientras se levantaba.
-          Mientes – cogí su brazo. - ¿Crees que no te conozco? GD por favor deja de mentirte.
-          Suéltame – grito. Iba a… ¿llorar? Jalé de su brazo y le abracé. No, no le iba a dejar ahora. - ¿Qué… qué haces?
-          Allá afuera hay un montón de paparazis esperando porque salga y les afirme esto. – dije mirando su rostro. Él sopesaba las opciones en su cabeza.
-          No puedo… - puso cara de exasperación y frustración - ¿no ves que te estoy haciendo dejar el grupo?
-          No me importa…
-          Armará un gran revuelo – continuaba.
-          No me importa…
-          Aún así corres el peligro de perder tu sueño.
-          No me importa…
-          Hyung – dijo con voz intensa – tú… - no sabía que más decir. – Me has engañado con otra. – parecía querer convencerme.
-          No fue así ella me besó y lo sabes… - decía preocupado tomando su rostro con mis manos. – te lo juro.
-          Lo sé – se rindió. Suspiró. – No quiero que acabe así todo.
-          Yo tampoco. – dije – pero… ¿por qué no lo intentamos? No creo que podamos vivir separados por mucho tiempo.
-          ¿Estás… seguro? – dijo con los ojos brillosos. Tan adorable. Me daban ganas de abrazarle cada vez que me miraba con esos ojos.
-          Desde luego – reí. Estoy loco. - ¿Es que no me quieres lo suficiente? – bromeé.
-          Te quiero – dijo alarmado – de verdad. – aseguró con la cabeza. Reí. Tan lindo.
-          Lo sé. – dije volviendo a abrazar a esa persona que parecía un conejito.
-          Hyung… los escucho fuera – decía con temor, volvía a ser GD, el vulnerable y dulce GD.
-          ¿Quieres salir ya? – dije sonriendo.
-          ¿Ahora? – dijo. - ¿crees que... esté bien?
-          Tarde o temprano tendríamos que hacerlo… ¿salimos ya? – tragó saliva. – todo irá bien – dije tomando su rostro con las manos de nuevo. Le di un beso rápido en los labios y él sonrió. Estaba menos asustado.
-          Entonces… sin importar qué vamos a estar juntos. – dijo asegurándose.
-          Sí. – dije – para siempre. No importa lo que venga lo superaremos ¿vale?
-          Vale. – rió – en cuanto a lo de Iris…
-          ¿Sigues dudando? – pregunté con miedo.
-          Desde luego que no. –rió. – nunca desconfié de ti. – le miré embelesado – cuando vi la escena sabía lo que pasaba y pensé que era lo mejor para ti. Dejarte ir.
-          Pues olvídate de eso – dije severo – que jamás pase de nuevo por tu cabeza porque nunca me alejarás de ti. Aunque me dejes de querer. Volveré a enamorarte. – me miró fijamente y acercó sus labios a los míos. Me besó con dulzura y no pude evitar levantarle con los brazos (pues es algo más bajo que yo). Cuando nos separamos lo teníamos claro. Sonrió con valentía y caminamos hasta la puerta.

-          Vamos a intentarlo – dijo GD. Asentí con la cabeza. Le miré esperanzado y tomé fuertemente su mano. Abrí lentamente la puerta. 


Ohh, bueno, yo advertí que sería así xD en fin, otro final perfecto *-* Si es que esto del yaoi me encanta >.< Creo que escribiré sobre ellos más a menudo... Dejando de lado este final queda solo un capítulo ^-^' Ya veremos que tal les va a Shin Hye y Min Ho en su encuentro. Con esto me despido, nos vemos el Martes :D


2 comentarios:


¡Annyeong! ¡ Bienvenidos a Doramas Preference. Este es un rincón donde compartir opiniones de doramas, películas, kpop, noticias y mucho más^^. ¡No os olvidéis de haceros seguidores y comentar!

Chingus ^^

Popular Posts