5/28/2013

1º Capítulo, Fanfic Mr. Destiny

De nuevo y por enésima vez: yo. Unnie Astrid xD. Sé que se me ve mucho últimamente (me lo estoy tomando muy en serio, unnie Rach debe de estar satisfecha xD) Aquí traigo el atrasado primer capítulo, puesto que los días de subida deberían ser Martes y Sábados. Bueno, sin más que decir aquí lo dejo (no hay que dejarse llevar por la visión de Gu Mi Ho, ella es la típica sufrida de manga "meloromántico" lol).





Si hay algo de lo que estaba segura es de que ese hombre era probablemente el más hermoso que habían visto mis humildes ojos en toda su existencia. No precisamente era el más alto, tampoco el más musculoso de todos, ni tan solo tenía los ojos claros. Simplemente era sexy. Aquellos gestos que hacía con las manos, tan lindo pero a la vez tan genial, tan misterioso pero a la vez tan cálido. Increíblemente atractivo  ¡y qué extravagante! Lucía la ropa que quería, cuando quería y cómo quería. Se teñía el cabello de un color, al día siguiente otro y el siguiente otro distinto. Sus accesorios eran tan a la moda y aquella forma de caminar ¡mira eso! Creo que voy a derretirme…
-          A alguien se le está cayendo la baba – canturreaba Eun Chan.
-          ¿Ehh? – me desperté de forma violenta de mi ensueño.
-          ¿Fantaseando con G-Dragon? – sonreía perversa, mi mejor amiga desde los nueve años.
-          Ehm, cállate – le dije arrugando el entrecejo. Se supone que la seria entre las dos era yo.
-          Oh, nena llevas adorándole desde que tenías 18 años.
-          Antes de la universidad…
-          Ehm… sí, antes de la Uni. – recordaba mientras se rascaba la cabeza con una mano, ni ella lo sabía, mientras me echaba en cara...
-          Pff Eun Chan sabes que es imposible que alguien tan genial como él se fije en mí… GD es… es… es GD.
-          Oh, apártate – dijo con cara de “no te acerques” – no te me pongas “así”.
-          ¿Así?
-          Sí, “así” – dijo de nuevo con la misma cara – como protagonista de dramas melorómánticos.
-          ¿Melorománticos? ¿Eso existe?
-          Sí – dijo exasperada – estás viviendo en el mundo real – pasó sus manos por delante de mis ojos y sonrió –  aquí las cosas suceden si las realizas tú, el destino es mentira, ¿Esperas que alguien trace tu camino? no es más que una farsa que se inventan las débiles, ociosas y fracasadas esperando a que un príncipe azul que jamás llegará venga a recogerlas en un caballo blanco, pero cuando se quieren dar cuenta se mueren locas, feas, viejas, arrugadas y solas…
-          Oh, Cállate Eun Chan, hablas demasiado – de nuevo mi loca amiga hablando sin que nadie le tape la boca. Uno de los defectos que más odio de Eun Chan es que hable más de la cuenta, por lo demás es realmente genial. 
-          Porque sabes que digo la verdad… - y así continuó torturando mi pobre cerebro media hora más mientras caminábamos directas a casa desde la uni.
Eun Chan viste como hombre, sí, como hombre. No es que le guste hacerlo o que sea masculina, simplemente no tiene otra opción por su trabajo en el que solo aceptan a hombres de empleados. Y ella, tan linda, se pudo convertir en uno y bastante atractivo por cierto, sola llenaría la cafetería en la que trabaja de adolescentes alocadas por verle. Si, ella tiene éxito con las mujeres como con los hombres, parece que en su trabajo de medio tiempo se han fijado en ella sus compañeros de trabajo, no todos saben su secreto, y eso es lo que más gracia me causa. Todos ellos son hermosos pero no tanto como mi amor platónico GD. Hace poco que entré en la Uni, para que mentir ¡entré a esa uni solo por él! Está bien, soy loca. No debería jugar así con mis estudios… pero igual esta universidad me gusta. Pude adaptarme rápido gracias a Eun Chan que, por cierto, es muy sociable, tiene admiradores hombres y mujeres en todo el campus, nadie sabe que es realmente. Recién comenzamos con la carrera de comunicación audiovisual, yo sueño con ser una buena reportera, guionista, conductora de tv o una redactora de revistas, aun no lo tengo claro. Eun Chan está conmigo, aunque la verdad no sé si le gusta la universidad realmente... GD es toda una estrella, el cantante principal de la famosísima banda Big Bang, realmente tuve mucha suerte de haber estado en su antigua escuela, cara, pero mis padres podían pagarla. Eun Chan en cambio entró con una beca, es realmente inteligente. La universidad también es para “ricos asquerosos”, como les llama mi genial amiga. Mi amor platónico estudia lo mismo que yo y comienza también, el cree que necesita saber más sobre esto para destacar en el espectáculo, su agenda es apretadísima. A veces falta a clase.
GD, causando furor en sus fans con  genialidad.
-          “¡TOP is my best friend!
I   love V.I.P’s
 ¡Big Bang Alive!”
-          Pequeña, un besito – dijo mi madre antes de que saliese corriendo por la puerta a la uni, llegaba tarde. – no te emociones tanto, ya sabes lo que pasa. – me guiñó un ojo.
-          Lo sé mamá, un beso también. – parecía una de aquellas gacelas corriendo por su vida antes de ser acechadas por depredadores, la profe no tolera que interrumpan su clase.
Por fin salía a comer algo, realmente fue una tortura oír a aquella maestra, debería irse a una misa  a dar clases, no hay nada más aburrido que su voz. Caminé hacia mi taquilla distraída tarareando la canción de Fantastic baby – Big Bang, Eun Chan me había pedido que le guardase la carpeta (folder) en el casillero que compartíamos.
-          Hey Mi Ho. – aquella voz… siento que algo toca mi hombro, aquella voz realmente podría mover la tierra que pisan mis pies y hacerme caer. Me giro. Oh no. ¿Qué? Oh sí. Era él.
-          Ho - hola – tartamudeé. Era él, terriblemente sexy y atractivo parado frente a mí como el mismísimo Apolo. Me miró con una sonrisa. Habrían pasado unos diez segundos y yo seguía embobada en su mirada. Su sonrisa se esfumaba, no me había dado cuenta pero me enseñaba con la mano una carpeta. ¡Madre santa, era mi carpeta!
-          Oh, gracias – dije, mi cara debería estar más roja que Marte. Me la había dejado olvidada en clase, Eun Chan me podría haber matado...
-          De nada – sonrió de nuevo. – miró mi carpeta, su sonrisa se ensanchó. - ¿fan eh?
-          ¿Qué? – miré desorientada  la carpeta y sí, Eun Chan era fan de TOP, otro integrante más de Big Bang, él también era genial, pero no más que mi GD. – ehm, sí –respondí sin pensar.
-          Vaya, nos has escuchado entonces… - ¿Cómo podía preguntar eso? ¡Todo el mundo sabía sobre ellos! No conocerles era un delito ¡y grave! Sonreí.
-          Desde luego – no creo que hubiese podido aguantar más mirando sus ojos.
-          Vaya, genial. – se retiró haciendo un gesto de despedida militar con la mano. Al fin solté el aire de mis pulmones. No es que fuese la primera vez que hablásemos, ya había pasado muchas veces desde la escuela, pero cada vez que me miraba o sonreía me derretía.  
Salí directa a ver a Eun Chan. Cuando la encontré le miré a los ojos con una sonrisa y le dije:
-          GD me ha hablado. – mi voz era algo histérica.
-          Cuéntamelo todo. – sonrió entusiasmada Eun Chan. Lo hice, Le conté todo y su sonrisa se esfumó.
-          ¿Eso es todo? – su cara de insuficiencia me deprimió un poco.
-          Sí – dije más desanimada. – ¿Por qué?
-          ¡Lleva hablándote de la misma manera desde hace años! – abrió los ojos y me cogió de los hombros – ¿quieres estar siempre en la “friend zone”?
-          ¿Friend…  zone? – pregunté desconcertada.
-          Seeh – ella también estaba algo histérica – ¡debes de ser sexy! ¡Él debe de verte de diferente forma! ¿sabes que haremos?
-          ¿Qué? – dije algo asustada, Eun Chan daba miedo.
-          Haremos que cambies radicalmente. – sonrió perversa, oh, esa sonrisa es muy exasperante.
-          ¿Cómo? – no era un cómo de qué forma iba a hacerlo sino un cómo de ¿cómo se te ocurre algo así?
-          Primero tu aspecto, eres linda pero debes de ser sexy. – sonrió más abiertamente – después deberás ser más lanzada, eres decidida pero has de ser más coqueta ¿comprendes? Y después deberás enamorarle de todas las formas posibles ¿Qué me dices? Yo te ayudaré en todo. – su sonrisa era lo más tenebroso que jamás vi en las pelis de terror.
-          ¿Te duele algo? ¿Te has golpeado?
-          ¡No, oh vamos Mi Ho! – dijo esperando mi respuesta, yo tenía claro que no iba a aceptar pero de repente vi pasar frente a mí a GD, llevaba una sudadera negra, el pelo castaño y una gorra pegada a la cabeza. Iba “normal” a su estilo, ¡era tan increíblemente guapo! Pero por detrás vino una rubia de bote, sí, era delgadísima y llevaba unos tacones rosas de vértigo. Iba toda maquillada como una modelo y, ¿por qué no decirlo? Se veía preciosa. Le tocó la espalda a GD y este se giró y se tomó una foto con ella cogiéndola por la cintura y sonriendo como hacía con todos. Una espina se clavó muy dentro de mí, esa espina asquerosa de los celos. Punzadas de rabia me corroían, aquella chica era “sexy” aquello que yo necesitaba ser para captar la atención de GD.
-          Acepto – dije a la primera, sin pensar.
-          ¡Genial! – gritó y dio saltos de alegría. – ya verás Mi Ho. – sonreía abiertamente. La miré esperanzada. Era hora de un cambio.
Tal y como me aseguró mi mejor amiga. El cambio había sido radical. Corté mi larguísimo cabello a la mitad y ondeé un poco las puntas. Cambié mi blusa normal y pantalones rectos en un top algo más corto y unos tejanos ajustados. Comencé a usar más zapatos que las típicas zapatillas y comencé a maquillar mi virgen rostro. El cambio era espectacular, yo realmente tenía un buen cuerpo solo que tuve que ejercitarlo junto a Eun Chan en el gimnasio. Los hombres comenzaban a abrumarme, cada vez tenía más fans en todos lados. Mi nuevo aspecto había dado un giro a mi vida. La primera parte era la más fácil de todas. Lo había conseguido, toda mi clase se paraba a observarme cada vez que pasaba la puerta del salón. Eun Chan estaba encantadísima y preparada para ayudarme en la segunda fase.
-          ¿Lo ves? – susurró en mi oído Eun Chan.
-          ¿Está mirando enserio? – pregunté también susurrando.
-          Te lo juro – sonrió Eun Chan.
-          No me lo creo – me giré a asegurarme de si era en verdad GD quien estaba observándome y sí, ¡Dios mío! Me miraba y sonreía, no sé porque pero me miraba directamente a mí, sí, ¡a mí! Quería saltar de alegría. De repente, en medio de la cafetería en la que nos encontrábamos caminó hacia mí, hacia nuestra mesa con una sonrisa. Me iba a explotar el corazón.
-          Hola Mi Ho – saludó con una sonrisa perfecta.
-          Hola – saludé yo también sonriendo.
-          A ti te gustaba TOP ¿verdad? – ¡TOP! su mejor amigo… No, no vayas a pensar mal…
-          ¿Eh? – desapareció mi sonrisa – ehm sí.
-          Mira – sacó de su bolsillo un rollo de papel. Era un póster de TOP. – pensé que querrías un póster firmado por él mismo – dijo señalándome la firma debajo del póster – toma, es tuyo. Tenía algunos y me acordé de que te gustaba – por alguna razón su gesto fue de disgusto.
-          Oh – tomé el póster, esto… yo no me lo esperaba. – gracias G-Dragon. – sonreí.
-          De nada. – se marchó.
-          Noo – dijo con cara de sorpresa – ¿de verdad le dijiste que te gustaba TOP? ese truco de los celos solo funciona cuando al chico ya le gustas y de eso no estamos seguras aun…
-          Fue una equivocación – le corté – vio tu carpeta ¿te acuerdas que te conté?
-          Cierto – se puso pensativa. – bueno, si no quieres el póster dámelo a mí. TOP es genial – sonrió y se llevó el póster.
Go Eun Chan adorable, demostrando  
lo linda que es hasta vestida de hombre xD.
-          “¡Debo parecer hombre!, mantener mi 
empleo y mis buenas notas, ehm… tengo hambre.”
Aun seguía siendo aquella niña buena y bonita que jamás rompería un plato en su vida… ¿podría cumplir aquello de ser más seductora? Pff  Era complicado. GD me conocía desde el instituto ¿cómo iba a ser más lanzada de repente? Yo no era así… pero por él realmente podría hacer cosas que nunca he hecho y no arrepentirme.
-          Aquí te expondré algunas pautas a seguir para que seas la mujer más sexy y atractiva ante los ojos masculinos – guiñó un ojo Eun Chan – sobre todo a los ojos de GD. Suspiré.
-          Está bien – entorné los ojos – dime uno a uno. – escuché con atención.
-          Primer paso: los gestos. Es probablemente lo más importante para ser sexy – sonrió pícara – uno, la mirada, ha de ser especial, tus ojos han de mostrarse seguros, fieros, has de profundizar la mirada cuando quieras conseguir algo. Puedes acompañarlo de una ligera sonrisa. – siguió mientras apuntaba en un papel – dos, la forma de caminar, para nada parezcas débil y camines encorvada, has de estar segura y tus pasos han de ser firmes. – entrecerró los ojos – eso demuestra la seguridad en una misma, en realidad todos los movimientos han de ser así. – volvió a sonreír – tres, la sonrisa, tu sonrisa ha de ser risueña, dulce, cálida para con todos. Pero cuando quieras conseguir algo de un hombre o en los momentos exactos has de mostrar una sexy sonrisa aunque sea ligera o abierta.
-          ¿Así? – sonreí.
-          Bueno… - ladeó la cabeza a un lado – ya irás aprendiendo… cuatro, el desinterés, cuando algún chico se te acerque YA SEA EL MISMÍSIMO GD no has de sonreir siempre, tu gesto ha de tener algo de desinterés, eso hace que parezcas más interesante.
-          Interesante.
-          Sip. – continuó – Tu voz es algo importantísimo también. Encuentra un tono lo bastante adecuado y atractivo. No tan chillón ni tan grave ¿comprendes? No te pongas histérica. No hables tan alto ni rápido, se delicada. ¿Está bien?
-          Ajá – asentí. – la vestimenta, perfume, etc. Aquello ya lo elegiré en el futuro.
-          Bueno. – sonrió – aquí acaba de momento nuestra lista para ser una chica ¡terriblemente sexy!
-          Okey – respondí – lo intentaré, pero no aseguro nada – dije pensando si funcionaría esto a que GD se fijase más en mí.
-          Si haces todo eso desde luego que sí. –decía emocionada.
-          Vale.
En poco más de un mes ya era conocida en el campus como una de las chicas más hermosas que poseía la universidad. Resulta que los consejos para ser más sexy y mi cambio de look habían acertado a la perfección. Ya se me habían declarado más de diez chicos, y ni siquiera había pasado dos semanas, yo, educadamente los rechacé a todos, solo tenía a una persona en mente… pero ¡maldita sea! Aunque ahora entablábamos conversaciones más fluidamente y hablábamos con más frecuencia que antes no sentía aquella mirada que veía en otros hombres… y eso me hacía dudar de si en verdad estaba haciendo bien mi trabajo.
Por cierto…. ayer hicimos grupos para trabajar en clase. El profesor anticipó algo de unas charlas sobre economía que haríamos ¡Economía! ¡En comunicación audiovisual! Imposible… Los grupos eran para hacer algo sobre un spot publicitario (Esto ya era más razonable… ) Me tocó con Eun Chan y un chico bastante lindo, hasta ahora no sé su nombre.
-          No importa – me respondió.
-          Ehm… yo soy Mi Ho. – sonreí algo nerviosa, solo le había preguntado el nombre… no tenía porque responder de forma tan seca…
-          ¿Mi ho? – se rió – que nombre tan extraño… - ¡grosero!
-          Bueno – hice un puchero de desinterés mirando hacia otro lado – al menos tengo nombre. – volvió a reír.
-          No necesitas saberlo. – se giró y se fue. Que maleducado, al menos podría tratar de llevarse bien conmigo ya que seríamos compañeros. Eun Chan, por cierto, ese día no vino. Comió unos fideos y le dolía la barriga… conociendo a la glotona de Eun Chan de seguro que la comida estaba en mal estado y no le importó engullirla.
Me reí pensando en ella mientras salía de clases, había tocado ya el timbre. De repente me tropecé con algo en el suelo ¿Qué era aquello? Levanté una pequeña cajetilla plateada. No ponía absolutamente nada encima por lo que la curiosidad de abrirla se me hizo más grande, miré a los lados del pasillo y no había casi nadie al que pudiese pertenecer esa cajita. La abrí y había unas curiosas galletas de extraña forma. ¡Oh! No las había reconocido… eran galletas de la suerte. Cogí una con la mano derecha y la levanté para observarla, no podría matarme si comía un bocado… hablando de chicas que se engullen lo que encuentran… Sonreí, después de todo Eun Chan no era la única glotona. Me la comí y extraje la tira de papel que se encontraba dentro. Ponía en una maravillosa letra cursiva: “La confianza en sí mismo es el requisito para las grandes conquistas”. Se me cayó el papel de las manos ¿Era acaso lo que necesitaba? ¡Siiiiii! ¡Yo había deseado siempre su atención! ¡Ahora la conseguiría! ¡Confianza! Dejé la cajetilla plateada en donde la había recogido. Caminé segura por el pasillo y con una sonrisa ancha y segura de mí misma. ¿Acaso era esto lo que esperaba? ¿Algo que me animase a no desistir?
-          ¡Hey pequeña! ¿Qué  haces por aquí? – pensando en el rey de Roma… - ya casi no hay nadie. – otra vez parado frente a mí con aquella abierta y perfecta sonrisa.
-          A veces me gusta estar sola… - dije mirándole directamente a los ojos, mi mirada estaba cogiendo cada vez más seguridad.
-          Oh – juraría que parpadeó dos veces y desvió la mirada ¿ha sido mi culpa? ¿tan obvia era? – pues yo conozco un lugar mucho mejor que este pasillo para pasear cuando quieres estar sola ¿Quieres conocerlo? – retomó su sonrisa.
-          Desde luego – ahora sonreí yo.
Caminó fuera del edificio y paseamos por el campus hasta un lugar bastante alejado, lugar al que nunca había ido… no vi la necesidad. Pero ahora me arrepentía, era precioso ¿desde cuándo había un lago en el campus? Era maravilloso, el lago reflejaba el sol y alrededor había rosas y flores de todos los colores. Eran hermosas, dos árboles se alzaban a cada lado del lago. También había dos bancos largos bajo cada árbol. Nunca había estado allí, el lugar estaba vacío… cabe decir que la universidad era realmente enorme, pues normalmente asistía gente con dinero, así que no me extrañó del todo encontrarme aquel paisaje allí.
-          Es genial – mis ojos brillaban.
-          ¿Verdad que sí? – sus labios se curvaban en una sonrisa mientras observaba mi reacción. Pude notarlo así que me armé de valor y le sujeté una mano. Su gesto fue de sorpresa pero  no me importó. Le llevé hasta uno de los bancos y le dije:
-          ¿Por qué no te quedas a hacerme compañía también? – le miraba justo como Eun Chan me dijo que hiciese. Sentí un ligero rubor en sus mejillas y me encantó verlo así.
-          Claro Mi Ho, como desees – dijo GD. Después de un momento de observar el paisaje GD volvió a decirme – ¿Sabes qué?
-          ¿Qué? – dije volviendo de pronto mi rostro hacia él. Retrocedió un poco pero me contestó.
-          Creo que has cambiado un poco… no sé, te noto más segura. Tal vez son alucinaciones mías pero creo que eres más decisiva… o al menos eso parece.
-          ¿En serio? – dije esperanzada, se dio cuenta de mis esfuerzos. - ¿Crees que he cambiado?
-          Cambiar no es la palabra… sigues siendo la misma. Es solo que ahora hablo más contigo y veo que eres aun más sociable de lo que eras antes. Has dado un cierto cambio… y eso está bien. – sonrió.
-          ¿Eso crees? – sonreí contenta.
-          Sí – dijo sonriendo. – es más, a mi me encantas así. – se me iba a salir el corazón del pecho, jamás pensé oír de sus labios que le encantaba… tan solo en mis más pervertidas fantasías junto a… mejor me tranquilizo.
-          Vaya – giré mi rostro y miré detenidamente el lago, estaba calmado, no había viento… sería buena idea poner al menos un par de patitos, tal vez vendría más a menudo con Eun Chan…
-          Bueno, Mi Ho tengo cosas que hacer – dijo mirando su teléfono móvil.
-          Claro – respondí me paré junto a él – es tarde ya.
-          Sí, lo siento por no quedarme más pero es urgente – se disculpó. Susurró algo que no alcancé a oír, pero se notaba preocupado.
-          No pasa nada, me quedaré solo un momento más también. – respondí. El sonrió. Le dediqué mi mejor sonrisa, entrenada frente a mi espejo todas las mañanas. – gracias por enseñarme este lugar tan precioso – él me miró – de seguro que vendré más veces – relajó su rostro y me miraba directo a los ojos,  entreabrió los labios. ¿Le habría gustado mi sonrisa? Me costó mucho entrenarla… Vi que sus ojos brillaban y hubiese jurado que parecía algo embelesado. ¡Mira eso! Parecía como si... admirase mi ¿pelo? No seas narcisista… me golpeé mentalmente. ¿Y si eran cosas mías?
Gu Mi Ho, tierna, aprendiendo 
a tener más confianza en sí misma.
-          “Tengo que demostrar seguridad ¡Sí! Seguridad… y 
¡conseguir como sea la atención de GD!”
-          Pues nos veremos a menudo – dijo sonriendo de lado. Se giró y despidió con un chasquido de dedos hacia mí. Era tan genial…
Estaba tan emocionada por todo lo que había ocurrido que no lo pude evitar ¡No! ¡No, no, no! Era inevitable, no podía aguantarlo, sentí un ligero cosquilleo allí en donde terminaba mi columna vertebral… Ya era imposible detenerlas… De pronto sentí como nueve colas extremadamente suaves y de un color blanco con resplandor azul sobresalían detrás de mí. Sí, soy una gumiho ¿sorprendente no? Y tengo nueve impertinentes colas. 


NOTA: Sí señores, Gu Mi Ho es al principio la típica protagonista de un manga romántico, tonta enamorada, valiente, segura, optimista, etc, etc... y no, GD no es precisamente el príncipe azul jaja ni mucho menos el arrogante y narcicista que al final se enamora, al parecer Mr. Destiny no es muy complaciente con la pobre muchacha y para colmo ella ¡es una gumiho! Ya se sabe... zorro de nueve colas jajaja "My girlfriend is a nine tailed fox" Eun Chan es sacada directamente de "Coffee prince" y GD de la vida real jaja, Big Bang. Hasta aquí solo 3 personajes, el maleducado ya se intuye quien es y a TOP solo se le menciona. Nos vemos el Sábado (o antes si se me da por hacer alguna otra reseña xD). 

2 comentarios:

  1. Esta muy bueno, estoy esperando con ansias el siguiente capitulo :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Graciaaas unnie *-* ya está el siguiente

      Eliminar


¡Annyeong! ¡ Bienvenidos a Doramas Preference. Este es un rincón donde compartir opiniones de doramas, películas, kpop, noticias y mucho más^^. ¡No os olvidéis de haceros seguidores y comentar!

Chingus ^^

Popular Posts